Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

“Una voz transbordada”, por Analía de la Fuente

  Voy a ir a venir , de Yanina Azucena. Asunción, Arandurã, 2024, págs. 60.  El poemario Voy a ir a venir es un cofre sagrado, guarda en su interior los sonidos de otra lengua: el guaraní con el que las y los lectores vamos a cruzarnos en cada ocasión propicia toda vez que el poema lo disponga en su pesquisa de decir del mejor modo entre los modos posibles. El título en castellano es la traducción (siempre incompleta, deseante) de Aháta aju , donde la sucesión de sonidos, el acento y la pausa configuran una promesa. Irse no es sinónimo de dejar atrás a secas, ni el olvido tiene lugar cuando, pese a cualquier lejanía y extrañeza, la lengua madre vuelve, se reaparece en las pulsaciones del cuerpo migrante y pregunta quiénes somos o por qué estamos donde estamos. En el pasaje del guaraní al español, el presente atesora la promesa de una ida que asegura el retorno. Hay conciencia de un regreso impreciso pero venidero. Transbordar de una lengua a otra no es tarea sencilla, menos traducirse

Entradas más recientes

“Esas amiguitas”, por Emilia Sofía Cotutiu

"Juguete roto", por Jimena Néspolo

“Cómo me hice varón”, por Miryam Pirsch

“Descongelar el pasado” por Javier Geist

“Cómo ganar retrospectivamente la Guerra de Vietnam”, por Agustín Conde De Boeck

“El ruido y la furia”, por Javier Geist

“Soriano, entre gatos y cuervos”, por Walter Tarragona

“No es paz, es silencio” por Rosana Koch

“La seducción diabla” por Mónica Bernabé

“Zapping narrativo”, por Lucía De Leone