Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

“LITERATURIDADES DE LA PESTE (2)”, por Florencia Eva González

¿Muere el cine?

El cine es un arte de Estado, como lo definió Lenin[1]. Su sentido ontológico-estético, desde su nacimiento en 1895, solo fue posible en el contexto de un Estado en su fase masiva, total, así se piense en el cine de la URSS, Europa o Hollywood. Su estatus ético-estético resulta prioritario respecto a otros problemas que en verdad derivan de él: si el cine debe depender económicamente del Estado, si un cineasta se posiciona a favor o en contra de ese mismo Estado o con qué realidad intra o extra estatal debe comprometerse una película. La percepción, a medida que trascurre el siglo XX, de que su influencia se diluye a favor de experiencias más independientes no es más que una ilusión nacida en las febriles intenciones de quienes creen que el arte o el lenguaje puede mantenerse distanciado de lo político. Dispuesto como una técnica, las imágenes se repiten en la oscuridad de la sala en el rito del horario y el silencio, velocidad de fotogramas que pasa delante de la mirad…

Entradas más recientes

“Homero, viejo compañero del presente”, por Felipe Benegas Lynch

“FILOSOFEMAS DE LA CRISIS (2)”, por Jimena Néspolo

“Una lección de amor libre”, por Cintia Córdoba

“CORONA-KILLERS Y OTROS DEMONIOS (2)”, por Florencia Eva González

“Las marcas de la crisis”, por Javier Geist

“ANATOMOPOLÍTICA DEL CORONAVIRUS (3)”, por Jimena Néspolo

“La furia y la fiesta”, por Miryam Pirsch